Lun. May 17th, 2021

Jotabeche40| Las vigilias tienen su origen en los primeros siglos de la iglesia primitiva, y se llevaban a efecto en la preparación de alguna fiesta religiosa. Consistían en oraciones, himnos, lecturas y peregrinaciones. Durante el pasar de los siglos, cada corriente religiosa le agregó cambios de acuerdo a sus necesidades y liturgias.

En el mundo evangélico, específicamente en el Pentecostalismo, este servicio tiene gran importancia ya que se relaciona mucho en la consagración a Dios, mediante una jornada de oración y adoración.

Nuestra Iglesia realiza por lo general, dos vigilias al año. Una de ellas se realiza en todos los templos pertenecientes a la Catedral Evangélica de Chile y la otra en nuestro Templo Catedral.

El formato de la vigilia puede ser diverso, pero nuestra Iglesia dedica gran tiempo de ésta, a la oración y adoración, ya que el motivo principal, es buscar la entera comunión con Dios.

Este servicio comienza a las 22:00 hrs.de un día viernes para culminar a la mañana siguiente alrededor de las 07:00 hrs. Se toman todos los resguardos necesarios para que esta jornada de oración y adoración se desarrolle en la más completa comunión y sin importunar a los vecinos de nuestros templos.

El servicio se inicia con un periodo de alabanzas, por parte de los Coros tanto instrumental como polifónico, para posterior seguir con una plantilla de oraciones, donde se incluyen desde la importancia de la familia hasta las autoridades del país. Se realizan oraciones especiales para la consagración del pueblo de Dios, para que los asistentes puedan volcar sus inquietudes a Dios Padre por medio de su Hijo Jesucristo y encontrar fuerzas para continuar ejerciendo el mandato de nuestro Señor de ir y predicar el evangelio a toda criatura. El sermón basado en las escrituras, no puede estar ausente, ya que su poderosa palabra es lumbrera a nuestro camino y es la que nos nutre espiritualmente.

Dentro de este servicio también se consideran oportunidades, para que los asistentes puedan compartir experiencias o vivencias de su trayectoria en el evangelio. Este punto es muy bien acogido por parte de la Iglesia, ya que es una instancia de expresión pura, de las experiencias que cada cristiano lleva dentro de su caminar en el evangelio.

La Iglesia Evangélica es llamada a orar por todos sus semejantes, a sobrellevar a los que no conocen las virtudes del evangelio, a perseverar hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo, y para ello se hace necesario que se realicen este tipo de encuentros cristianos, donde el recogimiento, la adoración y la poderosa palabra de Dios nos hace mirar con esperanza y optimismo el momento de nuestra redención.

  • 1
    Compartir

Deja una respuesta

Programa Testimonios de Fe

Testimonio de Fe | Hermana en Cristo que no podía Tener Hijos

Testimonios: Hermana en Cristo que no podía Tener Hijos

Publicado por Testimonios de Fe en Sábado, 2 de mayo de 2020

Instagram did not return a 200.